26 jun. 2009

FÉNIX CINCO





















Se levanta el día.
No podrás destrozar la luz
como tú quieres.

No podrás entras por los ojos
como la arena bebe.
En la baranda del crepúsculo
renacen habitantes desangrados
a tu amor aleve
porque a pesar de todo
sustituyes la voz
como yo quiero.

Nos envuelve
cubre
oculta
la impotencia de este ruido universal
a pesar de lo que veo.

A pesar de la voz
largo tiempo callada que remeces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada